MASAJE RELAJANTE

El masaje relajante consiste en la realización de maniobras superficiales en las que la intensidad de la presión es suave y el ritmo lento y reiterativo, de manera que, al recibir un contacto repetido y constante, se pierde la sensación de dolor y los músculos se relajan. Ayudan a controlar la ansiedad y la depresión. Los masajes ayudan a reducir los niveles de una hormona llamada cortisol, que se libera como respuesta al estrés y, por lo tanto, levantan el ánimo y disminuyen la presión arterial. Por otro lado, pueden estimular la serotonina y la dopamina, dos neurotransmisores relacionados con la depresión. Está indicado en personas con tensión, ansiedad, agarrotamiento muscular y endurecimiento de las fibras.

Clic para ampliar

SUBIR